VUELVE A NOSOTROS ESOS TUS OJOS MISERICORDIOSOS

Posted · Añadir comentario

Por P. José  Espinoza

A las puertas del Mariathon 2016 quiero clamar a la Santísima Virgen María con esa bellísima oración que aprendemos en la catequesis y con la que invocamos a la Santísima Virgen María. Quiero poner en las manos de Ella, Nuestra Señora, esta tarea que nos ha encomendado, pero, nos hemos dado cuenta con el pasar de los años, con más fuerza que es Ella quien toca los corazones como lo hizo con   su Hijo, Nuestro Señor Jesucristo en las bodas de Caná. Me pregunto a mí mismo, medito en mi corazón: ¿Qué cara de ternura, a la que no se puede ceder, le habrá dirigido a Jesús cuando le dijo: “No tienen vino” (Jn 2,3b)?

“Cuando nos dicen de la Virgen … que tiene puestos en nosotros sus ojos de misericordia, esto nos agrada y satisface más. ¿Quién será tan desagradecido que no os agradezca esto, y tan triste que no se alegre en veros misericordiosa?” (San Juan de Ávila, Sermón 58, n.1-2).

Agradezco esos ojos misericordiosos puestos en nosotros, en este momento muy especial para Radio María en Nicaragua.

Hoy siento la necesidad de rezar el Dios te salve Reina y Madre… con el alma, con el corazón en esta ocasión muy especial: nuestra Mariathon 2016. Ella tocará los corazones de todos los oyentes, los que simpatizan con esta obra de evangelización: Radio María y les dirá: no tienen vino.

Hoy lo digo de rodillas en medio de la tensión de si lograremos la meta o no (30 mil dólares), con el esfuerzo grande de poner la confianza en la Divina Providencia, con la preocupación de la necesaria presencia del voluntariado, con la inmensa responsabilidad de dar a Dios y a la Purísima lo que los oyentes necesitan: la Buena Nueva de Jesucristo, de la mano de la Virgen María, desde estos micrófonos: faros de la Misericordia.

Le digo a la Virgen María, Madre de Misericordia, con San Juan de Ávila: “Señora, ponemos nuestras heridas para que las curéis, pues sois enfermera del hospital de la misericordia de Dios, donde los llagados se curan… creemos que os dotó Dios de tanta misericordia, que vuestra limpieza y pureza no se desdeña ni alanza de sí a los pecadores llagados, mas que cuanto es mayor su necesidad, tanto más vuestra misericordia os mueve a su remedio” (Sermón 60, n.32).

Tres días intensos, de expectativas, de miradas,  de esfuerzos de todos dentro y fuera de Radio María, de cansancio extremos: eso nos espera. Todo porque siga reluciente la Luz del Evangelio en este faro de Misericordia.

Sigamos orando para que ella, la Purísima, vuelva a nosotros esos sus ojos misericordiosos en este Mariathon 2016. Ella te dice que a Radio María le hace falta el vino, haz lo tuyo.

Unidos en la oración.